cabecera
Hemeroteca :: Edición del 25/02/2013 | Salir de la hemeroteca
92/213

SALAMANCA, una ciudad para todos

Cualquier entusiasta del turismo cultural y de interior no debería perderse un paseo por Salamanca.Hoy día gran parte de la vida de la ciudad gira en torno a la Universidad.

 Su cultura y patrimonio, su gastronomía y sus recursos naturales hacen de ella un destino completo y atractivo, una ciudad para perderse…Salamanca es, sin duda, una Ciudad de Cultura, una ciudad que ha sabido aprovechar la promoción que le profirió ser Capitalidad Cultural Europea en 2002. Desde entonces no ha dejado de reinventarse a sí misma a través de nuevos acontecimientos y nuevos productos turísticos atractivos para el visitante, como la celebración del 250 aniversario de la terminación de su Plaza Mayor o la XV Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno Iberoamericanos.

Hoy día gran parte de la vida de la ciudad gira en torno a la Universidad. Sus estudiantes le dan un aire cosmopolita y contemporáneo remarcado por los extranjeros llegados de distintas partes del mundo para estudiar nuestro idioma. Veinticuatro horas de vida y movimiento que hacen de Salamanca un referente como CIUDAD DEL ESPAÑOL.

          

En un paseo por su escenario monumental y patrimonial es cita imprescindible su Plaza Mayor, una de las más bellas y grandes de España y uno de los monumentos barrocos capitales del urbanismo y de la arquitectura peninsular. Junto a ella, la Casa de las Conchas, el Edificio Histórico de la Universidad, el Palacio de Anaya y las iglesias de la Clerecía y la Purísima, el Palacio de Monterrey, el Convento de San Esteban, el Patio de la Salina, las pequeñas iglesias románicas…Las dos catedrales, la nueva, gótica, renacentista y barroca, que crece a partir de la otra, la vieja, románica e íntima, merecen una parada más pausada. Desde sus torres medievales la perspectiva de la ciudad es realmente privilegiada.

         

Junto a los monumentos, sus museos y colecciones también son una opción destacada, y los hay para todos los gustos. Los aficionados al automovilismo tienen en el Museo de Historia de la Automoción un lugar de referencia, con cientos de piezas de gran valor y miles de historias. El Museo Art Nouveau Art Deco, ubicado en la Casa Lis, es un auténtico poema, un impresionante palacete revestido de hermosas vidrieras que alberga algunos de los tesoros más preciados de la ciudad. El Museo del Comercio y la Industria, más reciente, muestra el ingenio y la iniciativa de los comerciantes salmantinos. Una máquina de hacer chocolate, una caja registradora o un antiguo peso de monedas con información del zodiaco son algunos de los objetos evocadores que ayudan a poner de manifiesto que el comercio es mucho más que comprar y vender.

            


Camino del agua, arte en la naturaleza

En el Parque Natural Las Batuecas-Sierra de Francia se encuentra el Camino del Agua, un itinerario circular entre Mogarraz y Monforte. Estamos al sur de la provincia, entre bosques de castaños, alisos, madroños, robles, cultivos de cerezos y olivos…Y con el agua continuamente presente, como sonido de fondo, como parte fundamental del paisaje.

En este entorno una ruta aúna Arte y Naturaleza valiéndose de un conjunto de obras de destacados artistas que a lo largo del camino nos invitan a hacer otras lecturas, a mirar de otro modo y a disfrutar desde la sorpresa. Ambas, paisaje y obra, son fondo y figura, y en su interrelación armoniosa, respetuosa y franca, ambas ganan valor y sentido para el visitante.

             

En su creación han intervenido cinco artistas de reconocido prestigio que han diseñado sus obras pensando en este Camino del Agua. Cinco piezas que, de repente, se desvelan al caminante y le brindan un diálogo fluido y respetuoso con la naturaleza. Así, Miguel Poza, a través de su obra K´OA, nos invita a “admirar el sol, detenerse a escuchar el valle, proteger y vigilar la naturaleza”. Trata de transmitir al paseante la sensación de sentirse protegido y escuchado”. Virginia Calvo, con su obra Serena, que emerge de la roca, nos transporta a ese sentimiento mágico e irreal que envuelve la mitología de esa hada marina. El S/T de Alfredo Sánchez nos evoca el murmullo del agua, la brisa a la orilla de los arroyos, el sentir del aire fresco en nuestra cara, las cosas sencillas de la naturaleza. Manuel Pérez nos invita a sentarnos en sus siete sillas para no pensar en nada, para contemplar el paisaje, escuchar el río y encontrarnos con nosotros mismos. Mientras, Florencio Maíllo, en su obra Cruz de Mingo Molino, nos acerca a los bancales serranos con una obra cuya altura es una alegoría a la imaginación y dedicación del serrano a su entorno natural.

En definitiva, cinco miradas a un paisaje, a un camino que discurre entre Mogarraz y Monforte, en pleno parque natural de las Batuecas-Sierra de Francia, que pretende ofrecer nuevas propuestas para captar la atención del viajero y contribuir a alargar su estancia en una ciudad que, de por sí, ya tiene mucho que ofrecer.

PARA NO PERDERSE….
Visita a las torres medievales de las Catedrales
Hasta hace poco tiempo las torres medievales de la Catedral se encontraban tapiadas. Hoy están abiertas y ofrecen espacios desconocidos para salmantinos y visitantes. La salida a la terraza de Anaya o el mirador junto a la Torre del Gallo y el Patio escuelas son algunos de los espacios más sorprendentes.

               

Cueva de Salamanca
Todas las ciudades tienen “lugares especiales” en los que historia y leyenda se cruzan y en los que el peso de ésta última se impone al de los hechos históricos. Esto ocurre con la antigua iglesia de San Cebrián, conocida como la Cueva de Salamanca. Cuenta la leyenda que en este espacio Satanás, bajo la apariencia de Sacristán, impartió sus doctrinas de ciencias ocultas, adivinación, astrología y magia a siete alumnos durante siete años, tras los cuales uno de ellos debía quedar de por vida en la cueva a su servicio. El Marqués de Villena fue, según la leyenda de la Cueva, el alumno que engañó al diablo-sacristán a costa de perder su sombra.

También hay quien sitúa en esta cueva la entrada a un laberinto de túneles que recorría todo el subsuelo de la ciudad. La Salamanca oculta, maldita, pero necesaria para que la otra, la dorada, la plateresca, exista. Desde 2005, salmantinos y visitantes pueden disfrutar de este espacio a través de visitas diurnas o nocturnas.

                

EVENTOS DESTACADOS
Salamanca ofrece cada año al visitante, y al propio salmantino, eventos con los que la ciudad se reinventa. El XX Aniversario como Ciudad Patrimonio de la Humanidad se conmemorará con un programa cultural, del 17 de septiembre al 9 de diciembre.

Lugares emblemáticos de la ciudad, como el Botánico, la Plaza de Anaya, la iglesia de La Purísima o el Parque San Francisco, vinculados de uno u otro modo con la batalla, y personajes como el duque de Wellington, tendrán protagonismo en las actuaciones que se desarrollen con motivo de la celebración del Bicentenario de la Guerra de la Independencia.

                

Más información en www.salamanca.es y www.lasalina.es/turismo 

                           

¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (1)   No(0)
92/213
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia



Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Revista Más viajes
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

publicidad