cabecera
Octubre 2013    19 de abril de 2014
328/686

Lago Baikal, cristal de Siberia

Es el lago más grande, profundo y antiguo del mundo, y contiene alrededor del 20 por ciento del agua dulce de toda la superficie terrestre. Localizado en la región sur de Siberia,Rusia, entre la óblast de Irkutsk en el noroeste y Buriatia en el sureste. Las más emblemáticas: una simpática especie endémica de foca llamada nerpa,

Sobre el mapa, la referencia geográfica más simbólica de la gran Siberia es el Lago Baikal. Como una puñalada clavada en pleno corazón del continente asiático se abre la descomunal hendidura orográfica, rodeada de altas montañas, que almacena la quinta parte del volumen de agua dulce que aloja la Tierra. Esto es gracias a que en su parte más profunda el lago alcanza los 1.637 metros de vertical y a que su superficie se extiende sobre 31.500 km² de extensión. Cifras plusmarquistas que hacen de este ecosistema una fábrica de vida productora de miles de especies de plantas y animales, de las que varios miles tan sólo se encuentran en este hábitat. Las más emblemáticas: una simpática especie endémica de foca llamada nerpa, el sabroso pez omul, pescado y ahumado para consumo local, o el gran oso pardo siberiano, vecino de los bosques que abrazan las orillas del lago.

                    Siberia 

Caminar sobre las aguas

Las peculiaridades de cada una de las cuatro estaciones climatológicas del año bien merecen una visita monográfica al Lago Baikal, pues los fenómenos atmosféricos y paisajísticos son muy dispares. Pero, sin duda, el encuentro viajero con el lago en el invierno es una oportunidad única de presenciar un prodigio natural surrealista.

                   Siberia

Desde mediados de diciembre a mediados de abril, cuando los termómetros llegan a alcanzar los 30º bajo cero, la inmensidad líquida del lago se transforma en una descomunal costra de hielo que alcanza un espesor de hasta dos metros. De sur a norte su longitud es de 636 kilómetros, siendo la distancia entre la costa este y oeste de unos 30/80 km. Rasando el gélido horizonte, 22 islas afloran de las aguas como espejismos.

                   Siberia 

Al tratarse de un agua sumamente cristalina, el hielo resultante se asemeja a un vidrio pulido y traslúcido que permite ver peces o focas mientras se camina sobre las sólidas aguas. Tamaña masa de hielo posibilita circular en vehículo por encima de la superficie del lago sin miedo a que el hielo se quiebre. Recordemos cómo durante la Segunda Guerra Mundial camioneros heroicos consiguieron romper el cerco a Leningrado, abriendo con sus convoyes un pasillo de abastos y de evacuación mediante una improvisada ‘carretera’ en la costra de hielo del extremo sur del Lago Ladoga (otro de los grandes lagos rusos), a la que apodaron “Camino de la Vida”.

                  Siberia

Vivir a bajo cero

No hay carreteras que circunvalen el perímetro del gran lago siberiano. Para las comunicaciones entre algunas poblaciones hay que recurrir al barco o al hidroavión en verano y a la conducción sobre el hielo en invierno. Sin embargo, durante la primavera y el otoño, cuando las grandes planchas de hielo aún son frágiles para soportar el peso de los vehículos y los barcos no pueden abrirse camino, hay aldeas de la periferia del lago que quedan aisladas semanas enteras. Los asentamientos humanos originales  siguen siendo pequeñas aldeas rurales de origen buriato, una etnia de creencias animistas, budistas y chamánicas. El aislamiento y los difíciles condicionantes climáticos han convertido a los habitantes rurales de estas tierras en auténticos supervivientes adaptados a un medio natural que no regala nada sin esfuerzo.

                    Lago baikal

Solamente para pescar durante los largos inviernos, deben abrir agujeros en el hielo del lago para lanzar el sedal o la red que les provea de suculento sustento. Desde luego, en estas latitudes cualquier faceta de la vida invernal precisa de previsión y precisión, especialmente cuando el recién llegado no es capaz de permanecer sin sus guantes puestos más de unos pocos minutos. Entonces, sólo el trago de vodka ofrecido por los siempre hospitalarios habitantes siberianos, a los que parece no afectar el frío, ayuda a recomponer la achantada estampa.

                   Lago baikal

El ferrocarril abrió la puerta

Las principales ciudades en torno al lago se encuentran en los extremos sur y norte. Éstas surgieron al ritmo de la construcción y mantenimiento de la mayor obra ferroviaria jamás construida, por la que circula el legendario Transiberiano. Una línea férrea transcontinental que atraviesa Asia, de extremo a extremo, y que tejió la industrialización de las áreas más remotas de la Unión Soviética a lo largo de siete usos horarios, con ramales que cruzan Mongolia y China. Hasta su completa finalización, a principios del siglo XX, el camino de hierro se veía interrumpido al llegar a la punta sur del Lago Baikal. Allí, locomotora y vagones eran transbordados a la orilla opuesta en un ferry rompehielos, mientras pasajeros y equipaje eran cruzados en trineo, evitándose así un largo rodeo por tierra.

                     Lago baikal 

Desde luego, si en algún lugar es posible presenciar el ‘milagro’ de caminar sobre las aguas es aquí, en el mágico Lago Baikal.

                 Lago Baikal

                                

¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (4)   No(0)
328/686
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia



Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Revista Más viajes
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

publicidad